Esquela

El mayor temor del ser humano es el miedo a lo desconocido. Un miedo irracional, pero comprensible, a situaciones o fenómenos que no podemos explicar o controlar. Un miedo a enfrentarnos con algo incierto y que no comprendemos. Un miedo solo comparable con el miedo a la muerte.

Esta reflexión es la que incitó mi interés en el mundo de lo paranormal. Creé este blog con el objetivo de comprender estos fenómenos, entender porque nos atemorizan tanto y si realmente debemos tener miedo; convirtiendo así lo desconocido en conocido...


Bienvenidos a ¿Desconocido?
El blog de lo oculto y lo paranormal.


Aquí encontraran información sobre fenómenos extraños, seres de otros mundos, fantasmas, relatos de terror y mucho más.

Ultimos Artículos

¿ Desconocido ?

jueves, noviembre 27, 2008

La Llorona

¡Ay mis hijos, que será de mis hijos!

Este es el grito de sufrimiento que se escuchaba en las noches, cuando el espíritu de La Llorona se hacía presente en las calles solitarias del México colonial. Aun hoy, existen personas que aseguran haber visto o escuchado a esta legendaria mujer fantasma…


La leyenda de la llorona es la historia de fantasmas más famosa de México; incluso es conocida en muchos países del mundo, principalmente en América Latina.

La leyenda

Durante la época colonial; todos los días aproximadamente a la media noche, en la ciudad de México se escuchaban los lamentos de una mujer que decía “¡Ay mis hijos, que será de mis hijos!”. Un grito de tristeza tan penetrante que calaba los huesos y arrugaba el corazón.


A tal grado llegó el asunto, que en la catedral se tocaban las campanas poco antes de la hora en que comenzaban los lamentos de La Llorona, como la habían bautizado los habitantes de la ciudad.

El repicar de las campanas era el toque de queda para los ciudadanos. La gente se escondía en sus casas, cerraban las puertas y ventanas, y en algunos hogares se comenzaba a rezar. Nadie, absolutamente nadie quería salir cuando la llorona paseaba por las calles. El terror rondaba en la ciudad.

Pocos fueron los valientes que salieron de sus casas para ver quien era esa mujer que emitía gemidos de angustia y dolor. Se cuenta que algunos murieron al verla, mientras que otros se volvieron locos del miedo.

Aquellos que pudieron verla y no murieron en el intento, cuentan que la llorona era una mujer vestida de blanco, con un velo que cubría su rostro. La mujer flotaba en el aire y lentamente recorría la ciudad lamentándose por sus hijos; hasta que llegaba a la Plaza Mayor, donde se arrodillaba, besaba el suelo y se ponía a llorar con desesperación. Finalmente, se levantaba y se dirigía en total silencio hacia el lago, donde se desvanecía.

Con el paso del tiempo, el espíritu de la llorona dejó de aparecer por la ciudad. Empero, comenzó a ser visto en distintas regiones del país y en el extranjero; siempre cerca de ríos, lagos o lugares donde hubiese agua… siempre llorando… siempre gritando: “¡Ay mis hijos, que será de mis hijos!”.

¿Quién fue la llorona?

Algunos dicen que esta mujer era la Malinche quien, arrepentida de haber traicionado a su pueblo y ayudar a los españoles en la conquista, regresaba del más allá para penar por su pecado.

Otra historia cuenta que era una mujer, la cual enviudó quedándose completamente sola y a cargo de sus hijos. Tiempo después la mujer enfermó y murió, dejando desamparados a sus retoños. Desde entonces su espíritu se lamenta por el destino de sus hijos.


También se dice que era una mujer indígena que se enamoró de un caballero de la clase alta de la sociedad, se convirtió en su amante y tuvo tres hijos de él. Años después, el hombre se casó con una mujer adinerada. Cuando la mujer se enteró, enloqueció de tristeza y dolor y ahogó a sus hijos en el río. Finalmente, al comprender lo que había hecho, se suicidó y desde entonces su alma se lamenta por sus pobres pequeños muertos.

Una historia más terrible cuenta que la llorona era una mujer codiciosa con tres hijos, la cual se enamoró de un hombre adinerado y poderoso. El hombre le propuso matrimonio, pero con la condición de dejar a sus hijos. La mujer, al ver todos los lujos que obtendría al casarse, decidió ahogar a sus hijos en el río. El hombre, al enterarse del terrible suceso, decidió abandonarla; ella enloqueció al comprender su terrible error y se suicidó; quedando su espíritu condenado a penar por su pecado hasta el final de los tiempos.

Por otro lado, los historiadores dicen que el origen de la leyenda se remonta a la época prehispánica: La leyenda dice que era el espíritu de la diosa azteca Cihuacóatl, quien se aparecía como presagio de la futura llegada de los españoles y lloraba de tristeza por el cruel destino que le esperaba a su pueblo, sus hijos; pues Cihuacóatl era la diosa madre. Posteriormente, durante la época colonia, esta historia se convirtió en la leyenda de la llorona.

Aunque, además de estas historias, existen muchas versiones sobre el posible origen de la leyenda; la verdad es que nadie sabe cual es la verdadera historia.

Sin embargo, algo es seguro: a pesar de ser muy antigua, la leyenda de la llorona no se ha perdido, sino que sigue pasando de boca en boca y haciendo temblar de miedo a aquellos que la escuchan…

Así pues, si una noche escuchas un lamento femenino que dice “¡Ay mis hijos, que será de mis hijos!” y éste se escucha muy cerca… no te preocupes, La Llorona esta muy lejos de ti; pero, si la escuchas a lo lejos… ten miedo, la Llorona esta muy cerca o talvez detrás de ti.

Fuentes

http://homepages.mty.itesm.mx/al788231/leyenda.html

http://www.sep.gob.mx/work/appsite/muro/leyendas/llorona.htm

http://tenoch.scimexico.com/2008/02/09/leyendas-del-mexico-antiguo-la-llorona/


Continuar leyendo...

domingo, noviembre 16, 2008

La Dama de Blanco

En muchas partes del mundo se cuentan leyendas sobre Fantasmas de la Carretera. En Xalapa, algunos taxistas todavía cuentan una vieja historia… la leyenda sobre la dama de blanco:


“Frente al Panteón Antiguo, una noche, durante su trabajo, un taxista levantó una señora totalmente vestida de blanco. Le pidió que la llevara al número 12 de la calle Juárez, en el centro de la ciudad. El chofer fue a esa dirección, y al llegar la dama le dijo que la esperara un momento para pagarle. El conductor estuvo afuera un buen rato, y cuando vio que la señora de blanco no salía, se retiró con la intención de cobrarle al día siguiente.

Por la mañana, se dirigió a la casa; tocó varias veces, pero como nadie le abría, llamó a la puerta de junto; salió una señora que le dijo que esa casa estaba desocupada desde hacía mucho tiempo. Asombrado, el señor le platicó lo sucedido la noche anterior. La vecina, sin sorprenderse, le explicó que esa dama efectivamente vivió ahí, pero que ya tenía siete años de muerta, y que no era la primera vez que llegaban a preguntar por ella.”


Extraído de:
“Historias, cuentos y leyendas de Xalapa”
Alberto Espejo, Jorge Lobillo, Patricia Morales, Elene T. Septién e Ingrid Brauer
H. Ayuntamiento Constitucional de Xalapa


Continuar leyendo...

viernes, noviembre 14, 2008

Fantasmas de la Carretera

En días pasados mi buen amigo Buitre, en su blog Memorias, comentó sobre algunas leyendas urbanas que escuchó, las cuales hablan de fantasmas que se aparecen en la carretera… de ahí la inspiración para este artículo.

¿Qué son los fantasmas de la carretera?

Muchos son los accidentes que ocurren en las carreteras alrededor del mundo; lamentablemente, en varios de ellos las personas involucradas mueren. Algunas fallecen en el hospital, pero otras en el lugar del accidente.


Las leyendas cuentan que las personas que sufren un accidente automovilístico y mueren en el sitio del mismo, en ocasiones, se convierten en fantasmas destinados a rondar el lugar, almas en pena con asuntos pendientes, que no aceptan su muerte tan repentina o simplemente no saben que han fallecido. En el mundo de lo paranormal, estos espíritus son conocidos como fantasmas de la carretera.

Existen infinidad de historias referentes a los fantasmas de la carretera; en base a todas ellas, es posible clasificar estos espíritus dependiendo de su comportamiento:
  • Apariciones: Estos espíritus únicamente se hacen presentes en el lugar donde murieron. Es la forma más común de fantasmas en carreteras.

  • Fantasmas autoestopistas: Son espíritus que se comportan como personas normales y hacen autostop en las carreteras.

Apariciones

Las historias sobre apariciones en la carretera son muy comunes entre los automovilistas. Normalmente la gente cuenta haber visto una o varias personas a la orilla de la carretera, las cuales desaparecen poco después de pasar junto a ellas.


Empero, en ocasiones estos espíritus se materializan frente a los automóviles provocando accidentes fatales. Las leyendas ubican este tipo de apariciones en las curvas cerca de los barrancos... lugar donde posiblemente fallecieron.

También, existen casos donde el fantasma de pronto aparece en el asiento trasero del auto; el conductor lo observa asustado por el retrovisor, pero al voltear éste se ha desvanecido.

Fantasmas Autoestopistas

A pesar de ser menos comunes, las leyendas sobre los fantasmas autoestopistas son las más contadas por la gente alrededor del mundo. Talvez porque resultan mas espeluznantes que las apariciones.


Un fantasma autoestopista es un espíritu que se comportan como una persona normal haciendo autostop a los autos que circulan por el lugar donde fallecieron. En ocasiones, un automovilista lo recoge pensando en ayudar. Kilómetros más adelante, incluso metros, el autoestopista desaparece dejando perplejo al pobre conductor.

En algunos casos, el fantasma desaparece dando un grito desgarrador como consecuencia del recuerdo de su propia muerte. Otras veces, simplemente se esfuma, aun con el auto en movimiento. Pocas son las veces cuando el espíritu llega a su destino, normalmente su casa, y se despide del amable conductor…

Muchas de las historias que se cuentan sobre estos fantasmas pueden considerarse simples leyendas urbanas, ya que son muy parecidas… lo único que cambia entre una y otra es el lugar donde supuestamente ocurre el fenómeno. Sin embargo, existen algunas donde los hechos que las rodean son tan convincentes que por lo menos merecen el beneficio de la duda. Ustedes ¿Qué opinan?, ¿Alguna vez han visto un fantasma en la carretera?


Continuar leyendo...

sábado, noviembre 01, 2008

El Altar de Muertos

El Altar de Muertos forma parte de la tradición mexicana del Día de Muertos y es el lugar donde los vivos honran a los muertos. Ahí se colocan ofrendas como símbolo de felicidad por la llegada de los fieles difuntos.


La tradición dice que cuando los espíritus vienen a este mundo para visitar a sus familiares, llegan cansados y hambrientos por el largo viaje. Entonces, los familiares hacen un altar y colocan comida como ofrenda para recibirlos. Finalmente, cuando los difuntos llegan al altar, se alimentan con la esencia de la comida que hay en la ofrenda, conviven con sus deudos y regresan al más allá.

¿Cómo se hace un altar?

Poner un altar de muertos es un proceso que requiere mucha imaginación e ingenio; ya que dependiendo de la región, el diseño del mismo puede cambiar. En algunos lugares se hacen altares escalonados, mientras que en otros se hacen altares con niveles o incluso altares en el suelo.


Básicamente, la estructura del altar se construye con carrizo y ramas de tinaja; se adorna con flores como cempazuchitl, mano de león y cimpiterna. Para hacer un altar en el suelo, normalmente se utilizan semillas y petalos de flor para crear una alfombra.

Como ofrenda se colocan los alimentos preferidos de los muertos como: mole, tamales, buñuelos, pan de muerto, frutas y dulces de la temporada. Algunas personas también incluyen licor, cigarros o juguetes.

Para adornar el altar se usan distintos objetos como: velas, papel picado, estrellas hechas con palma, figuras referentes a la muerte y canastitas de papel con dulces.

Por último, dos elementos que físicamente no forman parte del altar, pero que son muy importantes: el incensario y el camino de flores, los cuales sirven como guía para los muertos.

¿Qué significado tienen los elementos del altar?

Aunque todos los elementos del altar pueden variar, existen algunos que todos los altares deben llevar; por lo que, si se desea hacer un altar es muy importante conocer el significado de cada uno de ellos:


Agua: Sirve para mitigar la sed de los muertos; además de ser un símbolo purificador que santifica el altar.

Comida: La comida que se coloca es de preferencia la favorita de los difuntos. Entre los platillos típicos del día de muertos están: el mole, los tamales de dulce para los niños y los tamales con chile para los adultos.

Dulces: Son especialmente dedicados a los niños y como postres para los adultos. Entre los más típicos están: dulces de calabaza, tejocotes, figuritas de jamoncillo, canastas de papel rellenas de dulces y las calaveritas de azúcar o chocolate que simbolizan la presencia de la muerte.

Pan de muerto: Es símbolo de compartir los alimentos entre los vivos y los muertos. Puede ser de huevo, de sal o de azúcar, en grandes o pequeños tamaños y de variadas formas.


Frutas: Se colocan las frutas de la temporada. Las que más sobresalen son: mandarinas, naranjas, plátanos, chayotes y camotes hervidos con dulce; además, no pueden faltar las guayabas y las manzanas que representan la amabilidad y la sangre.

Mantel y papel picado: Son para cubrir la mesa en que se pondrán las ofrendas y para adornar el altar; sustituyen al petate, sabanas y cobijas que antiguamente se ofrecían a los difuntos para descansar de su viaje. Actualmente, se utiliza papel de china picado con figuras representativas de la fecha y de diversos colores.

El Arco: Representa el arco de bienvenida construido en la entrada de las ciudades y pueblos. Se adorna con ramas de tinaja o tepejilote, con flores como cempazuchitl, mano de león y cimpiterna.

Flor de Muerto: Se utiliza para adornar todo el altar. Con los pétalos la flor se traza un camino desde la entrada de la casa hacia el altar de ofrendas a modo de recibimiento festivo y como guía para los difuntos.


Velas y veladoras: Iluminan el altar, donde cada luz representa un difunto. Los colores de las velas tienen un significado especial: las de color morado son en señal de duelo por fallecimientos recientes y las de color blanco son por fallecimiento antiguo.

Cirios: La luz de los cirios significa la esperanza y fe en Dios e iluminan el camino que siguen las ánimas.

Incienso: Es para brindar un recibimiento solemne a los visitantes del más allá, su aroma guía a los difuntos hacia la ofrenda y purifica el ambiente de los malos espíritus.

Imágenes religiosas: Se colocan las imágenes de los Santos a quienes se desea encomendar el cuidado de las almas de los fieles difuntos.

También, hay quienes acostumbran personalizar el altar para dedicarlo a la memoria de una persona muy querida. Para ello, colocan fotografías del difunto y algunas cosas que le gustaban en vida como pueden ser: cigarros, bebidas alcohólicas, libros o juguetes para los niños.

Además de ser un homenaje a nuestros muertos, un altar de muertos también simboliza el hecho de que la muerte es algo inevitable, pero no necesariamente aterrador.


Continuar leyendo...

Día de Muertos

Los días 1 y 2 de noviembre, en México celebramos el Día de Muertos. En esta fecha hacemos honores a la muerte y festejamos el regreso de nuestros familiares fallecidos.


La celebración de esta fecha tan importante puede variar de acuerdo con la región del país. En algunos lugares solamente se festeja el día 1 o el día 2, mientras que en otros puede durar más; por lo que, únicamente les mencionaré como lo festejamos en la zona centro del estado de Veracruz, principalmente en el pueblo natal de mi familia… Tepetlán.

Origen

La tradición del Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos, es una costumbre proveniente de los tiempos antes de la conquista española. Tiempo después ésta se vio enriquecida por la religión católica, sumando distintos símbolos religiosos a la tradición.

Según las antiguas tradiciones mexicanas, cuando una persona muere su espíritu continúa viviendo en Mictlán, lugar donde reposan las almas que han dejado este mundo. Sin embargo, una vez al año los Dioses permiten que las almas retornen a sus antiguos hogares para visitar a sus parientes vivos. Dicho permiso es otorgado un día al año… el día de muertos.


Así pues, para celebrar la llegada los fieles difuntos: se prepara comida y se adornan con flores las casas, las iglesias y el camposanto (cementerio o panteón). También se hace un Altar de Muertos, en el cual se colocan los alimentos que más disfrutaban en vida los difuntos. Además, las personas hacen oraciones para pedir por el eterno descanso de sus familiares.

La Celebración en Tepetlán

Tepetlán, antiguo pueblo totonaco, se ubica en la zona centro del estado de Veracruz, a unos cuantos kilómetros de la ciudad capital Xalapa. Su nombre proviene del náhuatl y significa “Lugar entre cerros”, haciendo alusión a la ubicación de esta comunidad en las estribaciones de la Sierra de Chiconquiaco.

En este pintoresco pueblo la celebración comienza el mes de julio, dos días antes de la luna llena, con la siembra de la flor de tzampaxuchitl o cempazuchitl que en náhuatl significa “Flor de Muerto”. Dicha flor es utilizada para arreglar los altares de muerto, las casas, el panteón y la iglesia. Finalmente, hacia el mes de octubre, se cultiva la flor de muerto y dan inicio los preparativos para la celebración.


Los festejos comienzan el día 30 de octubre al medio día. En ese día llegan los Niños del Limbo, aquellos niños que murieron si haber sido bautizados. Para recibirlos, en el altar de muertos se colocan como ofrenda sal y un vaso de agua. Estos espíritus se retiran al día siguiente, a la misma hora.

El día 31 de octubre, nuevamente al medio día, llegan los Niños Chiquitos, los espíritus de los niños fallecidos. Para recibirlos, en el altar se colocan cosas que los niños disfrutaban en vida, tales como: dulces, frutas, tamales de dulce, e incluso juguetes. Igualmente, estos espíritus se retiran al otro día y se les despide con el repicar de las campanas de la iglesia y oraciones.


El día 1 de noviembre, conocido como el Día de los Fieles Difuntos, llegan los Fieles Difuntos, los espíritus de las personas mayores que murieron. Para recibirlos, en el altar se coloca como ofrenda la comida que disfrutaban en vida: mole, tamales, buñuelos, chiles rellenos, atole, frutas de la región e incluso bebidas alcohólicas. A partir de ese momento y hasta el medio día del 2 de noviembre, se repican las campanas de la iglesia cada hora como señal de alegría por la visita de los seres queridos.

Según la tradición de Tepetlán, durante el día 1 de noviembre las personas deben rezar un rosario en nueve casas distintas. Por lo que, a partir de las ocho de la noche, las personas del pueblo se reúnen en grupos y viajan en peregrinaje de casa en casa para rezar a los difuntos y así cumplir con la encomienda. Por otra parte, a las personas que oran se les ofrece de comer como agradecimiento por rezarle a sus muertos.

Al medio día del 2 de noviembre, se retiran los Fieles Difuntos y llega el Ánima Sola, el espíritu de las personas que murieron y que no tienen familiares en vida que los recuerden. Ese mismo día, la gente sale de sus casas rumbo al panteón para dejar ofrendas florales; y ahí mismo, se hace una misa para pedir por el descanso de sus parientes.


Una vez que los espíritus se han retirado, la celebración llega a su fin y la ofrenda del altar se reparte entre los familiares, conocidos y vecinos. Incluso, los niños del pueblo salen a la calle con una piñata a pedir ofrenda en las casas y más tarde se reúnen para romperla.

Opinión

Hoy en día, las personas están empezando a olvidar esta hermosa tradición mexicana, optando por festejas otras mas comerciales como Halloween. Incluso, en los medios se promociona más el Día de Brujas que el Día de Muertos… simplemente porque para las empresas es un mejor negocio.

En mi opinión, las tradiciones son la esencia y el alma de una sociedad; en ellas se refleja la historia, la vida y la forma de ser de toda una cultura. Si nos olvidamos de estas tradiciones, estaremos perdiendo nuestra identidad como pueblo.

No estoy en contra de que la gente celebre Halloween, ya que es parte de la mezcla de culturas en este mundo globalizado; simplemente considero que no debemos olvidar nuestras raíces...

A pesar de todo, el Día de Muertos se continúa celebrando a lo largo del país, demostrando que esta tradición, al igual que nuestros difuntos, volverá año con año para inundar el ambiente con el olor del incienso, la comida y las flores de muerto…


Continuar leyendo...

Tonos de Miedo

En México, en estos días celebramos el Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos; mientras que, en otros países se celebra Halloween o Día de Brujas. Por todos lados se cuentan historias de fantasmas, brujas y duendes. En la televisión se ven muchas películas de terror… el aire esta lleno de tradición, misterio y terror.


Así que, si quieren que su celular esté en ambiente con la temporada, les recomiendo descarguen estos tonos:


Algunos de ellos son de verdadero miedo… excelentes para asustar a alguien por las noches.

Para terminar, si quieren asustarse un poco, les recomiendo el siguiente artículo de Dean Winchester en su blog Zona Paranormal: Los videos del fantasma de la chica en la alacena.

Saludos y dulces pesadillas…


Continuar leyendo...